Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on Nov 1, 2014 in Columna | 0 comments

SIGLO XXI ¿GUERREROS DE ORIGEN?…O CIRCUNSTANCIALES

SIGLO XXI ¿GUERREROS DE ORIGEN?…O CIRCUNSTANCIALES

SIGLO XXI  ¿ GUERREROS DE ORIGEN ?… O CIRCUNSTANCIALES

Los españoles llegaron a lo que es territorio de la República  Mexicana por las costas del Océano Pacífico y aun cuando esos  primeros oriundos del viejo continente, no fueron lo selecto de su entonces llamada «civilización» Europea, sí se horrorizaron al ver los  actos sanguinarios que realizaban en honor de sus dioses quienes habitaban ese territorio desconocido para ellos.

Ubicando en tiempo esas primeras expediciones durante el SIGLO XVI (1501-1600), los»invasores» se sorprendieron al saber que «los aztecas y otros nativos de la región tenían una concepción propia de la cosmovisión y de ciclos en la vida en todos sus aspectos y que en razón a eso eran sus creencias místicas, usos y costumbres». Posteriormente la Iglesia Católica envió a  sus fieles religiosos  con la misión de borrar todo vestigio de convicciones  y formas de vida de los recién descubiertos natales del nuevo mundo. 

Simbólicamente se podría decir enterraron una civilización  que  «quizá»  resurge, manifestándose en indicadores de conductas sanguinarias que por su naturaleza eran  normales en la época prehispánica. Precisamente esta cavilación es la que me  incitó a escribir sobre  La Madre Universal de los AztecasLa diosa Coatlicue, la de la «falda de serpientes», la devoradora de hombres y diosa de la tierra y de la muerte.

México

Cuenta la leyenda que los españoles se horrorizaron al conocer a COATLICUE, porque además de ser una figura tallada en piedra -a su vista poco agradable- representaba para ellos  un culto a la barbarie, motivo de atrocidades y conductas inhumanas, por lo que fue enterrada y relegada  durante muchos años.

El significativo valor de Coatlicue se platicó de boca en boca entre los indígenasaunque en voz baja – de generación tras generación es al principio del SIGLO XIX en 1803, que el explorador alemán, considerado El padre de la Geografía Moderna Universal, «Alejandro de Humboldt», estando en lo que fue la Gran Tenochtitlán, la Ciudad de México, se entera de la existencia del monolito y desea ver la Diosa por la que los Aztecas sintieron tanta devoción, excavan el lugar y se dice que provocó tal espanto que al retirarse él volvieron a sepultarla, condenada  así por muchos más años al olvido.

El monolito de COATLICUE fue casualmente hallado en el SIGLO XX en 1969, durante las excavaciones realizadas para la construcción del Metro y actualmente  la colosal Diosa reposa – en pose contemplativa del mundo actual- en el Museo de Antropología e Historia de la Ciudad de México…   Olga Lidia Morales Anaya.

PERO… ¿ CUÁL ES LA HISTORIA DE COATLICUE?

Referencia: MÉXICO DESCONOCIDO  

Coatlicue es la madre de todos los dioses del panteón azteca y una forma de la diosa de la tierra, madre de Huitzilopochtli, el dios del sol y la guerra.

Las representaciones de COATLICUE muestran la parte mortífera de esta diosa porque la tierra, aparte de madre bondadosa de cuyo seno nace todo lo vegetal, es el monstruo insaciable que devora todo lo que vive, eso sin contar con que también los cuerpos celestes desaparecen tras ella.

Sin embargo, la imagen colosal de Coatlicue, originaria de la “Casa negra” – su templo en TENOCHTITLÁN- no la representa solamente en su calidad de diosa de la muerte, sino como una figura sin cabeza, con lo que se expresa que la diosa de la tierra era al mismo tiempo diosa de la luna: en muchos mitos se cuenta que ésta entabla una lucha a muerte con el sol y resulta decapitada porque su disco se oscurece a medida que se acerca el sol. También en la leyenda el dios Huitzilopochtli decapita a su hermana la diosa Coyolxauhqui enemiga que representa a la luna.

Coatlicue, en náhuatl “la de la falda de serpientes”, tuvo a su hijo más aguerrido en lo que se representa como un amanecer. Cuenta la leyenda que era una viuda piadosa que un día que barría el templo y que una bola de brillantes plumas que caída del cielo la fecundó.

Sus hijos e hijas, decidieron matarla en atroz arrebato de ira, pero Huitzilopochtli, dios de la guerra, que nació en el momento preciso y completamente armado lo primero que hizo fue matar a sus hermanas y hermanos, hoy la luna y las estrellas.

La representación más importante de la Coatlicue es la que se conserva en el Museo Nacional de Antropología de México: tiene pies y manos en forma de garras, una falda de serpientes entrelazadas y el pecho cubierto por cráneos, manos y corazones humanos. La cabeza de la diosa está sustituida por dos cabezas de serpiente encontradas, que simulan dos chorros de sangre que brotan de su cuello cortado.

Otras lecturas:

La DiosaTonantzin–Coatlicue, se comenta que su templo principal estaba en el Tepeyac
http://tinyurl.com/prdlt7w
¿Tonantzín ó Virgen de Guadalupe?
http://tinyurl.com/ye8wagh

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. HECHO EN MÉXICO - Mexicanotas - […] También te puede interesar Guerreros de Origen […]

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *